¿Cómo gestionar el clima organizacional?

Juan Figuerola

Consultor de Recursos Humanos

La importancia de medir:

La gestión del liderazgo es uno de los desafíos más grandes que tienen las organizaciones.

El desarrollo del liderazgo trae resultados altísimos.¿Por qué? Porque más allá de las aptitudes técnicas, el buen líder motiva, inspira y genera cambios en todo su equipo y en las personas que lo rodean.

El buen líder contagia entusiasmo y crea un espacio de trabajo de seguridad y creatividad en donde su equipo se siente cómodo.

¿Cómo lo va a hacer?

Ser una organización abierta y empática en la que se acepte y fomente el disenso, la discusión, los distintos puntos de vista, la diversidad, los desacuerdos, las preguntas, la ignorancia va a permitir mayor participación, colaboración y más y mejores ideas.

El efecto va a ser que la gente de la organización comparta, coordine, cree, innove. Por el contrario, una organización con mal clima laboral genera que los colaboradores se retraigan, callen y se paralicen.

¿Cómo mejorar el clima?

1. Generando seguridad: comunicarles a los empleados qué se espera de ellos y qué pueden esperar ellos de vos es el primer paso para generar un espacio seguro. La falta de certezas disminuye la memoria, perjudica el rendimiento y distrae.

2. Integrando: darles participación y espacio para que brinden sus puntos de vista genera en los empleados más motivación y compromiso. Además, ver a la empresa como "amiga" hace que se eliminen las respuestas de amenaza.

3. Reconociendo: beneficiar a los empleados tanto económica como socialmente. Los cerebros se ven altamente premiados cuando reciben reconocimiento ya que se encienden las vías de placer y esto genera acercamiento y compromiso con la tarea. Y este reconocimiento va más allá de lo económico: un agradecimiento, una felicitación, o una palmada puede resultar muy efectivo.