¿Qué se espera de un buen líder?

Juan Figuerola

Consultor de Recursos Humanos

La gestión del liderazgo es uno de los desafíos más grandes que tienen las organizaciones.

El desarrollo del liderazgo trae resultados altísimos.¿Por qué? Porque más allá de las aptitudes técnicas, el buen líder motiva, inspira y genera cambios en todo su equipo y en las personas que lo rodean.

El buen líder contagia entusiasmo y crea un espacio de trabajo de seguridad y creatividad en donde su equipo se siente cómodo.

¿Cómo lo va a hacer?

El primer movimiento para un buen liderazgo es que el líder se haga líder de sí mismo. Que pueda desplazarse a un lugar de seguridad y confianza en sí mismo.

Por lo tanto, el líder debe desafiarse a sí mismo. La herramienta del coaching ejecutivo es fundamental en este aspecto ya que le permite moverse a un lugar de autoconocimiento y construcción

En los aviones, ante cualquier accidente, caen las mascarillas de oxígeno y el protocolo indica que primero se la coloque uno mismo para luego recién poder ayudar a los demás. Buscar resultar ser líder desde un lugar de desconfianza o inseguridad va a traer resultados negativos.

Entonces, desplazarse hacia ese lugar es el primer paso para luego desarrollar otras competencias que se requieren de un líder como la empatía, la escucha y la colaboración.

La gran mayoría de gente renuncia a sus a sus jefes y no a su trabajo.

El rol del líder es altamente sistémico. Su impacto resonará fuerte en toda la organización trayendo:

  • * Aumento de la productividad.
  • * Mejora de los resultados.
  • * Retención de los mejores talentos.
  • * Mejora del clima laboral.
  • * Aumento de satisfacción.